Aprendiendo a votar

Tras sesudas y cansadas reflexiones, he llegado a la conclusión que no sabemos votar. Llevamos muchos años de democracia, pero todavía no son suficientes, según parece; cuando llegan las elecciones, y empiezan las campañas, es el momento en que empezamos a prestar atención a los mensajes, de nada han valido las penurias de los años precedentes, nuestra memoria parece desaparecer, y los políticos de turno disponen de una preciosa hoja en blanco para poder empezar a prometer cosas.

Y eso para los que escuchan las promesas, y siguen las noticias; hay otro colectivo que basará su voto en lo simpático que parezca un candidato, o lo guapo que sea. No importará tendencia del partido o ideas expuestas, y, aunque bien pensado, la forma de decisión no es mala, porque por lo menos la elección se habrá hecho por un motivo cierto, y no por una falsa promesa, no creo que sea la solución.

Por ultimo queda el colectivo que vota por amistad: conoce al candidato, o es amigo de un amigo de la prima de un vecino del candidato,o es del mismo pueblo que el chofer del candidato….y espera que si su candidato consigue un puesto, quizás le toque algo.

Si, ya lo se, hay quienes leen el programa electoral, analiza si cumplieron promesas, estudia si son de fiar e intenta tomar la decisión basándose en todas esas razones….pero sois pocos, ?verdad?

Y que hemos conseguido con todo esto..? No puedo ni debo criticar la forma en que cada uno toma su decisión de votar, porque realmente tampoco tengo claro cual es mas correcta, sin embargo, y en base a donde nos esta llevando el actual sistema de toma de decisiones “votiles”, os propongo una nueva.

Para las próximas elecciones, haceros una lista de todos los partidos políticos que se presentan, de entrada os llevareis una sorpresa al descubrir la gran cantidad de gente que quiere vivir del cuento…esto… de la política.

A continuación, tachad de la lista todos aquellos que hayan tenido algún caso de corrupción en sus filas, y no hayan echado al corrupto del partido, inmediatamente, vamos a todos los que ya han tenido algo de poder.

La lista ya se va aclarando; de los que quedan, retirar los radicales y los violentos, porque por ideología, no son demasiado democráticos, y queremos que jueguen con loas reglas aprobadas. Tened en cuenta que cada uno decidirá lo que es radicalismo…

Ahora solo os deben quedar unos pocos partidos, que además han sido muy poco votados….perfecto. Realmente la elección se hace fácil, podemos aplicar a ellos, y solo a ellos nuestro habitual sistema de elección: La simpatía, la belleza, el amiguismo, o la razón.

Que habremos conseguido? Pues una renovación completa de nuestros políticos. Los elegidos puede que no sean mejores, pero les vamos a dar la oportunidad de demostrarlo, y si saben, que en las próximas votaciones vamos a realizar la misma acción….se preocuparan de caernos simpáticos, y de que si defraudan/roban, no nos enteremos

Pensad que en este momento, lo malo no es ser el país mas corrupto de Europa (o casi), si no el de tener los corruptos mas imbéciles, que por no saber, no saben ni robar….

Y que me llamen corrupto..vale, pero que me llamen imbécil…?…eso no!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: